+502 3740 4372

INFORMACIÓN U ORACIÓN

Domingos - 9:00 AM

SERVICIOS GENERALES

Dios está ocupado

Icon

Dios está ocupado

DESCARGAR PDF 740.94 KB 43 descargas

Escucha aquí el sermón

También puedes escuchar los sermones en nuestro podcast,
búscalo en la app Podcast de iPhone o iPad o en Spotify como Perdón Abundante: Podcast de Iglesia Casa de Gracia

Existe un problema muy grave que nos afecta mucho como iglesia: Y es sobre cómo la indiferencia, la apatía y el acomodamiento, que se resumen en egoísmo está afectando nuestra labor como iglesia local para servir voluntariamente al Señor sirviendo a nuestros hermanos y a nuestro prójimo. Una de las manifestaciones horribles de nuestros corazones enfriados por la maldad del pecado es el egoísmo. Esa es la razón por la que naturalmente buscamos ser servidos, antes que servir a los demás. Todos sabemos de qué se trata esto: aún desde nuestra niñez buscamos nuestro propio beneficio antes que el bienestar de otros. Pero Dios no es así, Dios está ocupado sirviendo voluntariamente a su pueblo, obrando en sus hijos para que le sirvan con corazones agradecidos y rebosantes de amor por Él y por los demás.

Nehemías 11.1–12.47, BTX IV

1Habitaron los jefes del pueblo en Jerusalén, y el resto del pueblo echó suertes para que uno de cada diez habitara en Jerusalén, la ciudad santa, y los nueve restantes en las demás ciudades; 2y el pueblo bendijo a todas las personas que voluntariamente se ofrecieron a vivir en Jerusalén. 3En las distintas ciudades de Judá cada cual habitó en su propiedad, en sus ciudades: de los israelitas, sacerdotes y levitas, netineos, y de los descendientes de los siervos de Salomón; 4y en Jerusalén habitaron algunos de los descendientes de Judá y de Benjamín. Y estos son los jefes de la provincia que se instalaron en Jerusalén: De los hijos de Judá: Ataías ben Uzías, hijo de Zacarías, hijo de Amarías, hijo de Sefatías, hijo de Mahalaleel, de los hijos de Fares, 5y Maasías ben Baruc, hijo de Colhoze, hijo de Hazaías, hijo de Adaías, hijo de Joyarib, hijo de Zacarías, hijo de Siloni. 6Todos los hijos de Fares que habitaron en Jerusalén fueron cuatrocientos sesenta y ocho hombres de valor. 7Y estos son los hijos de Benjamín: Salú ben Mesulam, hijo de Joed, hijo de Pedaías, hijo de Colaías, hijo de Maasías, hijo de Itiel, hijo de Jesaías. 8Y después de él y sus hermanos, Gabay y Salay: novecientos veintiocho. 9Y Joel ben Zicri era inspector sobre ellos, y Judá ben Senúa era el segundo en la ciudad. 10De los sacerdotes: Jedaías ben Joyarib, Jaquín, 11Seraías ben Hilcías, hijo de Mesulam, hijo de Sadoc, hijo de Meraiot, hijo de Ahitob, director de la Casa de Ha-Elohim; 12y sus hermanos, que hacían la obra de la Casa, eran ochocientos veintidós; y Adaías ben Jeroham, hijo de Pelalías, hijo de Amsi, hijo de Zacarías, hijo de Pasur, hijo de Malaquías, 13y sus hermanos, cabezas paternas, doscientos cuarenta y dos; y Amasay ben Azarael, hijo de Azay, hijo de Mesilemot, hijo de Imer, 14y sus hermanos, hombres de valor, eran ciento veintiocho, el jefe de los cuales era Zabdiel ben Haguedolim. 15Y de los levitas: Semaías ben Hasub, hijo de Azricam, hijo de Hasabías, hijo de Buni; 16y Sabetay y Jozabad, de los jefes de los levitas, estaban sobre la obra externa de la Casa de Ha-Elohim; 17y Matanías ben Micaía, hijo de Zabdi, hijo de Asaf, cantor principal que entonaba las acciones de gracias en la oración, y Bacbuquías, segundo entre sus hermanos, y Abda ben Samúa, hijo de Galal, hijo de Jedutún. 18El total de los levitas en la ciudad santa era de doscientos ochenta y cuatro. 19Los porteros Acub, Talmón y sus hermanos, guardianes de las puertas: ciento setenta y dos. 20Y el resto de Israel, de los sacerdotes y de los levitas, en todas las ciudades de Judá, cada uno en su heredad. 21A su vez, los netineos habitaban en Ófel, y Ziha y Gispa estaban a cargo de estos servidores. 22El superintendente de los levitas en Jerusalén era Uzi ben Bani, hijo de Hasabías, hijo de Matanías, hijo de Micaía, de los hijos de Asaf, cantores que estaban al frente del servicio de la Casa de Ha-Elohim, 23por cuanto había un mandato del rey acerca de ellos, y un reglamento para los cantores, que determinaba las cosas para cada día. 24Y Petaías ben Mesezabeel, de los hijos de Zera ben Judá, representaba al rey para todos los asuntos del pueblo. 25En cuanto a las aldeas con sus campos, algunos de los hijos de Judá habitaron en Quiriat-Arba y sus aldeas, en Dibón y sus aldeas, en Jecabseel y sus aldeas; 26en Jesuá, en Molada, en Bet-Pelet; 27en Hazar-Sual, en Beerseba y sus aldeas; 28en Siclag, en Mecona y sus aldeas; 29en En-Rimón, en Zora, en Jarmut, 30Zanoa, Adulam y sus aldeas, Laquis y sus campos, Azeca y sus aldeas. Y acamparon desde Beerseba hasta el valle de Hinom. 31Y los hijos de Benjamín estaban en Geba, Micmas, Aía, y en Bet-El y sus aldeas; 32en Anatot, Nob, Ananías; 33Hazor, Ramá, Gitaim; 34Hadid, Seboim, Nebalat; 35Lod y Ono, el valle de Jarasim. 36Y de los levitas, había algunas clases en Judá y otras en Benjamín. 1Estos son los sacerdotes y los levitas que subieron con Zorobabel ben Salatiel y con Jesuá: Seraías, Jeremías, Esdras, 2Amarías, Maluc, Hartús, 3Secanías, Rehum, Meremot, 4Iddo, Gineto, Abías, 5Mijamín, Maadías, Bilga, 6Semaías y Joyarib, Jedaías, 7Salú, Amoc, Hilcías y Jedaías. Esos fueron los principales de los sacerdotes y de sus hermanos en días de Jesuá. 8Y los levitas eran Jesúa, Binúi, Cadmiel, Serebías, Judá y Matanías, quien, con sus hermanos, dirigía los cánticos de alabanza. 9Y Bacbuquías y Uni, sus hermanos, estaban frente a ellos en el servicio. 10Y Jesúa engendró a Joyaquim, y Joyaquim engendró a Eliasib, y Eliasib engendró a Joiada, 11y Joiada engendró a Jonatán, y Jonatán engendró a Jadúa. 12Y en días de Joyaquim, los sacerdotes cabezas de casas paternas eran: de Seraías, Meraías; de Jeremías, Hananías; 13de Esdras, Mesulam; de Amarías, Johanán; 14de Melicú, Jonatán; de Sebanías, José; 15de Harim, Adna; de Meraiot, Helcay; 16de Iddo, Zacarías; de Ginetón, Mesulam; 17de Abías, Zicri; de Miniamín, de Moadías, Piltay; 18de Bilga, Samúa; de Semaías, Jonatán; 19de Joyarib, Matenay; de Jedaías, Uzi; 20de Salay, Calay; de Amoc, Eber; 21de Hilcías, Hasabías; de Jedaías, Natanael. 22En días de Eliasib, de Joiada, de Johanán y Jadúa, los levitas fueron inscritos por sus casas paternas, así como los sacerdotes, hasta el reinado de Darío el persa. 23Los hijos de Leví, cabezas de las casas paternas, fueron inscritos en el libro de las Crónicas hasta los días de Johanán ben Eliasib. 24Y los cabezas de los levitas: Hasabías, Serebías y Jesúa ben Cadmiel, con sus hermanos al frente de ellos, fueron designados por turnos alternos para alabar y tributar acciones de gracias, conforme al mandato de David, varón de Ha-Elohim. 25Matanías, Bacbuquías, Obadías, Mesulam, Talmón, Acub, porteros, montaban guardia en los almacenes junto a las puertas. 26Estos estaban en los días de Joyaquim ben Jesúa, hijo de Josadac, y en los días del gobernador Nehemías, y de Esdras, sacerdote y escriba. 27Y para la dedicación del muro de Jerusalén buscaron a los levitas de todas partes, para traerlos a Jerusalén, a fin de celebrar la dedicación y la fiesta con cánticos y acciones de gracias, con címbalos, salterios y arpas. 28Así fueron reunidos los hijos de los cantores, tanto del valle que circunda a Jerusalén como de las aldeas de los netofatitas, 29y también de Bet-Gilgal y de los campos de Geba y Azmavet, porque los cantores se habían edificado aldeas alrededor de Jerusalén. 30Se purificaron, pues, los sacerdotes y los levitas, también purificaron al pueblo, y las puertas y el muro. 31Entonces hice subir a los principales de Judá sobre el muro, y establecí dos grandes coros que elevaban alabanzas y acciones de gracias. El primero marchaba a la derecha del muro, hacia la puerta del Muladar, 32y tras ellos iba Osaías, la mitad de los principales de Judá, 33Azarías, Esdras, Mesulam, 34Judá, Benjamín, Semaías y Jeremías. 35Y algunos de los hijos de los sacerdotes marchaban con trompetas: Zacarías ben Jonatán, hijo de Semaías, hijo de Matanías, hijo de Micaías, hijo de Zacur, hijo de Asaf; 36y sus hermanos Semaías, Azarael, Milalay, Gilalay, Maay, Natanael, Judá, Hanani, con los instrumentos musicales de David varón de Ha-Elohim; y Esdras el escriba marchaba al frente de ellos. 37Y junto a la puerta de la Fuente subieron las gradas de la ciudad de David, por la subida del muro, desde lo alto de la casa de David, hasta la puerta de las Aguas, en dirección al oriente. 38El segundo coro que elevaba alabanzas y acciones de gracias marchaba en sentido contrario, y yo con ellos, con la mitad del pueblo sobre el muro, desde la torre de los Hornos hasta el muro ancho, 39y pasaron por la puerta de Efraín y por la puerta Antigua, y por la puerta del Pescado, y la torre de Hanan-El, y la torre de Hamea, hasta la puerta de las Ovejas, y se detuvieron en la puerta de la Guardia. 40Entonces los dos coros que elevaban alabanzas y acciones de gracias se detuvieron en la Casa de Ha-Elohim, y yo y la mitad de los prefectos conmigo. 41Los sacerdotes Elyaqim, Maaseías, Miniamín, Micaías, Elioe-Nay, Zacarías y Hananías tenían las trompetas, 42y Maasías, Semaías, Eliazar, Uzi, Johanán, Malquías, Elam Ezer y los cantores cantaban a viva voz dirigidos por Izrahías. 43Y aquel día inmolaron grandes sacrificios y se alegraron, porque Ha-Elohim los había deleitado con gran regocijo, del que participaban también las mujeres y los niños. Y la alegría de Jerusalén se oía desde lejos. 44En aquel día fueron designados algunos para estar a cargo de la tesorería, de las ofrendas, de las primicias y de los diezmos, para recoger en ellas según los productos del campo y las porciones legales que correspondían a los sacerdotes y a los levitas, porque Judá se alegraba de contemplar a los sacerdotes y a los levitas en su servicio. 45Estos guardaban el precepto de su Elohim y observaban las purificaciones. También los cantores y porteros cumplían lo preceptuado para ellos conforme a los mandatos de David y de Salomón su hijo, 46porque desde los días de David y Asaf, desde antiguo, había directores para los cantores y los cánticos de alabanza y de acción de gracias a Elohim. 47Y en días de Zorobabel y en los días de Nehemías, todo Israel daba porciones a los cantores y a los porteros, como era requerido día a día, quedando consagrado lo prescrito para los levitas, así como para los hijos de Aarón.” 

autor
Walter Jolón

Walter Jolón

Fundador del Ministerio Evangelio Verdadero, Pastor de Enseñanza y Predicación en la Iglesia Casa de Gracia, una iglesia sana centrada en el evangelio en Palín, Escuintla, al sur de Guatemala; casado con Jackelinne desde 1999 con quien tiene dos hijos, Oliver y Fabrizio. Es miembro de la red global de iglesias que plantan iglesias Acts 29.

Otros recursos...

¿Aún no te congregas?

Queremos conocerte y servirte bien

Escucha el Podcast de Casa de Gracia

Escucha el Podcast de Casa de Gracia. Aquí están reunidas las enseñanzas impartidas desde el púlpito todos los domingos. El objetivo de este podcast es ayudar a los creyentes a estar en comunión con Dios a través de las predicaciones cristocéntricas.

Este Podcast no es un sustituto para que las personas dejen de congregarse sino que es una herramienta para el crecimiento espiritual de los creyentes.

Escucha el Podcast de Evangelio Verdadero

Escucha el Podcast de nuestro ministerio en línea Evangelio Verdadero. Estas conversaciones persiguen el objetivo de ayudar a los creyentes a glorificar a Dios en sus vidas diarias a través de temas y conceptos bíblicos que nos apuntan hacia Dios por medio de una comprensión más clara de Quién es Jesús, qué ha hecho por nosotros y cuál es nuestra responsabilidad ante eso.

Un único Dios.

Adoramos al único Dios verdadero.

Un solo Salvador.

La salvación para pecadores se encuentra solo en Cristo.

Un solo evangelio.

El evangelio bíblico y verdadero de salvación por gracia no por méritos.

Una salvación eterna.

La salvación es eterna porque el Salvador es eterno.

Miembros de la red global de iglesias que plantan iglesias.

teléfono

+502 3740 4372
+502 7796 6935

DIRECCIÓN

1 avenida 3-61 Zona 2 Palín, Escuintla (antiguo restaurante La Foca)

 

© 2016-2020. Iglesia Casa de Gracia. Todos los derechos reservados.